Registro a Zona de Descarga


Claudio Lisias fue un tribuno militar que ejerció el mando supremo en Jerusalén. 

Su tarea principal era mantener el orden durante las grandes fiestas judías. 

Durante un motín, Lisias arrestó al apóstol Pablo, creyéndolo cabecilla de una banda de asesinos. Más adelante Pablo fue nuevamente arrestado; en esta ocasión, ostensiblemente por mencionar la palabra "gentil" en un discurso (Hechos 22: 21). 

Fue enviado ante el concilio judío, el que decidió matarlo. 

Claudio descubrió el complot y envió a Pablo bajo escolta a Cesárea, en donde los soldados lo entregaron al gobernador Félix. 

Admiraba mucho a Pablo por ser éste "ciudadano de nacimiento". 

Se menciona a Claudio Lisias en Hechos 21:31; 22:24; 23:26-30. 

La última referencia es la carta que escribió a Félix explicando cómo había actuado.