Biblia Interactiva
Biblia Interactiva

Oriundo de Cilicia (Tarso), fue ciudadano romano por nacimiento. Su familia era de la tribu de Benjamín, y fue educado como fariseo. 

Estudió bajo Gamaliel (Hechos 22:3) y era muy culto (dominaba varios idiomas y conocía las literaturas hebrea y griega). 

Saulo, su nombre en lengua hebrea, fue un gran perseguidor de la Iglesia, como lo demuestra su aprobación de la muerte de Esteban (Hechos 7:58-8: 1), pero la victoriosa muerte de Esteban lo impresionó hondamente. 

Se convirtió más tarde cuando iba rumbo a Damasco, luego de quedar ciego (Hechos 9:1-19; 22:5-16; 26:12-18). 

Recobró la vista cuando fue lleno del Espíritu Santo. Poco después fue a Arabia (Gálatas 1:17). Fue el gran misionero mundial del Nuevo Testamento; en territorio gentil empleaba su nombre romano de Pablo. 

Sus tres viajes misioneros constan en Hechos; realizó su obra en Asia Menor, Grecia y Roma. Padeció gran persecución (cárcel, lapidación, latigazos, etc.), pero nada detuvo su ministerio de predicación, curación, edificación de la Iglesia y escritura. 

Encarcelado por largos períodos en Roma, la tradición afirma que murió como mártir decapitado en Roma entre el 64 y el 67 a.C. Es el autor de la mayoría de las epístolas del Nuevo Testamento. 

Se ha dicho que Pablo es la más poderosa personalidad humana del Nuevo Testamento, y ciertamente su capítulo sobre el amor (1 Corintios 13) no tiene rival. 

Hay una antigua descripción tradicional de Pablo que lo presenta como "hombre de pequeña estatura, cejijunto, de nariz larga, calvo, de piernas arqueadas, fornido, lleno de bondad, pues a veces tiene aspecto de hombre y a veces su rostro parece de ángel".

Videos


Noticiero